lunes, 19 de agosto de 2013

David Nutt y la prohibición de las drogas


Según David Nutt, psiquiatra, ex-profesor de neuropsicofarmacología y ex-asesor jefe sobre drogas del gobierno británico, -fue despedido por el ministro de interior, Alan Johnson, ya que "No se puede ser asesor del gobierno y al mismo tiempo hacer campaña en contra de la política del gobierno. Igualmente por sus comentarios acerca de que 'Consumir MDMA (Éxtasis) no es más peligroso que montar a caballo'", expresó Johnson en una carta al diario "The Guardian"- las prohibiciones a drogas como el éxtasis, los hongos y el LSD arruinaron la investigación científica sobre el cerebro y detuvieron el avance de la medicina, ya cuando una droga se vuelve ilegal, realizar una investigación experimental sobre ella es casi imposible.

Así mismo, Nutt comparó esta prohibición con la situación que padeció la investigación sobre células madre bajo el mandato del ex-presidente de los Estados Unidos George Bush, quien ocasionó entre 2001 y 2009 la prohibición de los estudios con células madre embrionarias; muchos expertos consideran que retrasó los avances en este campo durante años.

También ha mencionado que "Casi todas las drogas que son te interés en términos de fenómenos cerebrales actualmente son ilegales, por ello casi no hay trabajo científico en este campo"

"No hay casi nadie en la sociedad que no tome drogas de algún tipo"
"Si entendemos más sobre las drogas y tenemos un enfoque más racional sobre ellas, terminaremos sabiendo más sobre cómo lidiar con los daños de estas", agregó.

En resumidas cuentas: Si logramos entender las drogas, sabremos y podremos lidiar con ellas.

Otra de sus observaciones es que "Es arbitrario si elegimos mantener el alcohol como legal y prohibir la cannabis, o hacer el tabaco legal y prohibir el éxtasis. Esas no son decisiones científicas sino políticas, morales y quizá incluso religiosas"

Nutt también publicó un libro titulado "Drugs Without the Hot Air: Minimising the Harms of Legal and Illegal Drugs", en el cual además de tratar estos temas, cuestiona acerca de si la guerra contra las drogas ha hecho más daño que bien. Él cree que sí.

En mi opinión, si las drogas son manejadas con responsabilidad, lo único que pueden destruir son nuestros prejuicios.